Próximamente

Reseñas: Confess, Lagrimas en el mar, Algo Parecido al Verdadero Amor


Compra Libros Juveniles en Amazon MX

Free Delivery on all Books at the Book Depository

miércoles, julio 15

¡Cómo odio a ese chico! Capítulo 10

Capítulo 10

Me levanté y desayuné, ahora no iba tarde así que tenía tiempo de sobra. Incluso me puse un poco de maquillaje, máscara, un poco de rubor, lipgloss.
Era un hermoso día, el verano tocaba a mi puerta, y yo estaba contenta de recibirlo.
Y entonces recibí una llamada.
-Carly, vas a matarme…
-Explícate - dije preocupada
-Es que, mi auto se averió ayer, y no podré pasar por ti, pero olvide avisarle a Jo y está semana su hermano tiene el auto, mi papá va a llevarme pero no podremos pasar por ti, lo lamento.
-Oh, no te preocupes, nos vemos en la escuela.
Colgué. Mm, mi día perfecto ya no lo era tanto. No es que no pudiera llegar a otra cosa a la escuela, era solo que estaba demasiado lejos.
No podía ir caminando, a menos de que quisiera llegar al segundo periodo. Nadie en mi casa podía llevarme, mi papá llevaba a mi madre al trabajo y la recogía, pero siempre salían justo antes que yo y George siempre iba en el autobús.
El mismo que tendría que tomar yo.
Caminé resignada, la parada estaba un poco retirada así que aceleré el paso.
Justo en ese momento un auto paso a mi lado, iba muy rápido.
Lo ignoré. Y en eso comenzó a dar reversa y se detuvo justo a mi lado. Bajo la ventanilla
-Porqué tan apurada?- Preguntó una molesta voz. El auto me seguí despacio mientras yo caminaba a grandes zancadas.
-Solo estoy tratando de huir de una persona indeseable-contesté calmada
-Vamos, te llevo, no llegarás nunca si vas caminando
Seguí caminando
-Por favor, no muerdo
Me detuve y giré, vi mi reloj, ya era tarde y no quería ni la más mínima mancha en mi expediente, no después de la gran mancha que ya tenía.
Le di la vuelta al auto por la parte de atrás y me subí. Estaba temiendo que acelerara y me dejara ahí parada intentando subirme, pero no lo hizo.
Me senté, eran unos suaves asientos de piel, un magnífico automóvil del año.
-Puedo preguntarte por qué ibas caminando?
Me quedé callada
-Ok, si no quieres hablar pondré música.
Prendió su estereo, selecciono unas cuantas canciones en si iPod. Un horrible ruido salió de las bocinas, eso ni siquiera era música. Lo puso a todo volumen, y pude sentir como atornillaba en mis oídos, desgarrándolos.
-Esta bien, hablaré….-dije después de unos segundos el detuvo la canción- mis amigas no pudieron llevarme hoy, pero me avisaron hace unos minutos.
-Y tu novio? Por qué no se lo pediste a él?
-El va a la otra Preparatoria, no podría llevarme aunque quisiera-conteste cortante
-¿Por qué me odias tanto?-preguntó con curiosidad
No sabía que contestar
-Tu eres el que parece odiarme
-Yo no te abofeteé o si?
Mis mejillas se enrojecieron de la vergüenza, por poco olvidaba ese pequeño detalle.
-Acerca de eso… mira lo lamento, no debí hacerlo
-No no debiste
-Por qué no me delataste? Por qué no le dijiste nada a tu tío como la otra vez?-musité intrigada, quería saber si es que algo me esperaba en cuanto cruzara las puertas de la escuela.
-Yo no le dije nada aquella vez, el se entero y esta vez tampoco, no soy ningún chismoso sabes?
-Oh… -dije sin más palabras
Llegamos a la escuela, se estaciono, extrañamente era uno de los peores lugares, yo había pensado que tendría uno justo al lado del director. Bajé del auto, algunas miradas estaban sobre mí, incluyendo la de Jo, que ya estaba ahí, subiendo la escalinata que conducía a la puerta de entrada.
-Además, no le haría eso a la chica que me gusta-dijo y su fue, perdiéndose entre la multitud y dejándome en shock.

Publicar un comentario

Social Media Marketing Tools