Próximamente

Reseñas: Confess, Lagrimas en el mar, Algo Parecido al Verdadero Amor


Compra Libros Juveniles en Amazon MX

Free Delivery on all Books at the Book Depository

viernes, julio 31

Elise Parte 4

Estaba en el supermercado, empezó a buscar todo lo que necesitaba, frutas, verduras para ensalada, pescado y pollo fresco, pasta para preparar, cereales, pan, leche y una que otra golosina que se le antojo, la verdad era que adoraba los chocolates rellenos de cereza, cosa que nadie a excepción de Frank, sabía. Frank. De nuevo la desesperación la embargo, comenzó a recordar todas las veces que habían ido juntos a comprar las cosas para preparar la cena, todas las veces que Frank la había sorprendido con un ramo de rosas en la mesa, sin que ella se diera cuenta de cuando las había comprado y todas las veces que había preparado su postre favorito, y cómo lo único que pedía a cambio era un beso con gran pasión. Y empezó a recordar los momentos en los que había sido feliz con Frank, aquellos paseos a la playa, para ver el atardecer, cuando se iban en su motocicleta, ella abrazada fuertemente de su torso, el con su casco y su chaqueta de piel negra que le hacía lucir peligroso. Y entonces lo recordó de nuevo. Ese sueño no la dejaría en paz hasta que encontrara a Frank y supiera que estaba bien.

Aunque tenía que estarlo, si algo malo le hubiera pasado ella ya se habría enterado, al fin y al cabo había sido su novia por varios años y se había involucrado tanto con su familia que prácticamente era una hija más. Fue una lástima para todos que Frank hubiera tomado esa decisión. Aunque la culpa no era toda suya.

Regreso a su casa y se preparo algo de comer, ya era tarde, y comió de prisa para calmar a sus intestinos. Y de nuevo se armo de paciencia para seguir buscando a Frank.

Esta vez hablo a amigas suyas cuyas familias conocían a la de Frank. Llevaba ya una hora hablando por teléfono, porque no podía evitar una conversación con sus amigas o con amigos de sus padres, y de repente vio un trozo de papel de color azul doblado tirado entre los directorios que había dejado en el piso, lo cogió. Me había olvidado completamente de Sandy, hace mucho tiempo que no hablo con ella, más del que llevo sin hablar con Frank, seguramente ella sabe algo de él, al fin y cabo fue su mejor amiga y… su novia.

Sandy había sido la persona que se había interpuesto entre ellos dos, llenando la cabeza de Frank con historias acerca de Elise, las cuales no tenían ni un 1% de veracidad. Pero era tiempo de limar asperezas, todo con tal de encontrarlo.
Bueno dijo una chillante voz del otro lado del auricular. Sandy habla Elise
Elise? Vaya vaya, en que puedo ayudarte
Pues verás, necesito contactar a Frank, se que eres la única que sigue frecuentándolo.
Mmm si, soy la única dijo orgullosamente y restregándole la información a Elise en la cara. Pero necesito saber para que lo quieres pregunto y Elise le respondió que era algo personal. No me digas que otra vez quieres llorarle rogándole que regrese contigo dijo maliciosamente y Elise pudo sentir como sus músculos se tensaban ante tal comentario. Es algo personal remarco con voz decidida, pero si no quieres ayudarme buscare a alguien que si. Está bien, el último número que tengo registrado de el es 987156438, dijo mientras Elise apuntaba en su agenda, pero debes saber que hace semanas que no lo veo, concluyó. Esto no tenía buena pinta.

Publicar un comentario

Social Media Marketing Tools