Próximamente

Reseñas: Confess, Lagrimas en el mar, Algo Parecido al Verdadero Amor


Compra Libros Juveniles en Amazon MX

Free Delivery on all Books at the Book Depository

lunes, agosto 27

Con una taza de café (7): Sí, soy posesiva con mis libros…¿y?


Basada en la idea de Reggie The Undercover Booklover, en Con Una Taza de Café hablaré de temas literarios de manera frecuente, tratando y rescatando aspectos importantes, de la misma manera invitándolos a aportar sus ideas y opiniones al respecto.

Hoy después de bastante tiempo, por lo cual de antemano me disculpo, es momento de poner un nuevo tema sobre la mesa. A pesar de que tengo una lista de posibles temas a tratar, y que prometo cubriré más frecuentemente, hoy selecciono uno que me afecta más de lo que yo creía.
Tener muchos libros es el sueño de todo lector empedernido, poder contemplarlos, abrirlos, y olerlos además de leerlos. Pero para ciertas personas alrededor del lector uno es cómo una pequeña biblioteca.
Y de hecho es satisfactorio poder contagiar a los demás de las ganas de leer, recomendarles un libro, que lean uno que a ti te ha gustado y después poder compartir opiniones. Es algo genial.
Pero ¿Qué pasa con esas personas que piden y piden y no regresan? ¿O con los que piden libros prestados y no los cuidan?
Esas personas, al menos para mí son una alerta roja, y es que si bien es bueno prestar libros y ser compartido, también hay un límite y la verdad es que yo soy bastante posesiva con mis libros, porqué mi trabajo me ha costado hacerme con mi biblioteca propia. Así que no me gusta que los maltraten, que los doblen, que tarden en regresármelos…. ¡No lo soporto!
¿Estoy loca…exagero? Tal vez, pero es que si yo soy tan cuidadosa con mis libros y llega alguien y arruina todo, pues no me parece justo.
Oh, claro, también están aquellos que casi huelen libro nuevo y te lo piden antes de que tu lo leas (entiéndase antes de que llegues a ese libro porque tienes 15 en la pila) y... ¿Qué dices? ¿“Yo esperaría que tuvieras la suficiente decencia cómo para dejar que YO lo lea primero”? Podría ser, pero suena un poco grosero, aunque la grosería sea estrenar un libro que no es tuyo ¬¬
Y ahora la parte más macabra del tema…los libros perdidos. Por ahí en twitter comente que perdí mi ejemplar de Correr o Morir. Y la verdad es que me lo pidieron prestado, lo llevaba en mi bolsa y justamente ese día me asaltaron y me quitaron todo…libro incluido!!! Ya comprenderán mi molestia.Perder un libro, por la causa que sea, no es cualquier cosa.
Nuestros libros son cómo nuestros bebés, nos han dado tanto que no podemos dejar de sentir algo especial por cada uno de ellos. Cada uno tiene una historia, cada uno nos ha dado algo y es imposible no quererlos tanto. Así que ¿volveré a prestar libros? NO LO CREO!!!!

¿Soy la única loca posesiva con sus libros? No dejen de comentar!

Social Media Marketing Tools